LAS FALSEDADES DE EL PAÍS SOBRE LAS FALSEDADES DEL VÍDEO “HELP CATALONIA”

“En Cataluña, están siendo atacados los valores de libertad, democracia, Derechos Humanos, derechos sociales”

Es evidente que España ni es una democracia avanzada ni garantiza las libertades de todos sus ciudadanos ni respeta los derechos individuales y colectivos. El primer país de Europa y el segundo del mundo con el mayor número de fosas comunes, fruto de una dictadura que no se quiere discutir y que aún marca la política de sus actuales dirigentes deja patente que a España le falta mucho para ser una democracia avanzada, mucho más para ser una simple democracia normalizada. Una democracia tan débil no puede garantizar ni las libertades ni respetar los derechos individuales ni colectivos de nadie pues se debe a intereses particulares más allá de los del pueblo.

Por otro lado, el hecho de haber firmado todas las convenciones sobre Derechos Humanos y libertades de Naciones Unidas no tienen ninguna validez si te las pasas por el forro cuanto te interesa.

Así mismo, haber sido elegida miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el período 2018-2020 tiene la misma fuerza moral que el hecho de que a Arabia Saudí la hayan elegido miembro de la Comisión de Derechos de la Mujer de la ONU. ¡Cero patatero!

Y sí, Freedom House le otorga a España una puntuación a España de 94 sobre 100 en derechos políticos y civiles. ¿Ese informe fue realizado antes o después de los hechos de estas últimas semanas?

 

“¿Qué crimen habían cometido los ciudadanos [el 1 de octubre]? Ir a votar”

El País arguye que las fuerzas policiales ejecutaron la resolución judicial de impedir el referéndum, cuya celebración era ilegal al haber sido suspendido previamente por el Tribunal Constitucional. Tal como define la R.A.E. “ilegal” es aquello contrario a la ley. De hecho, el mismo periódico en su siguiente punto de análisis deja bien claro que “el Ejecutivo no tiene la potestad de ilegalizar un referéndum. Tal y como sucedió, fue el Tribunal Constitucional, como supremo intérprete de la Constitución, quien suspendió la celebración de la consulta independentista”. Porque, resulta, que en España no hay ninguna ley que prohíba realizar un referéndum y ningún tribunal puede ilegalizarlo. No era, por tanto un referéndum ilegal como se han hartado de repetir medios, políticos y contertulianos de la caverna.

Sí, es cierto, la intervención del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil tenía como objetivo ejecutar la resolución judicial de impedir el referéndum. Esa resolución dejaba bien claro que debía hacerse con proporcionalidad y evitando trastocar la convivencia del pueblo.

Sin violencia, los Mossos cerraron 319 colegios electorales que fueron precintados y no se volvieron a abrir. Con cargas contra la población civil, las fuerzas policiales españolas cerraron 92 colegios, la mayoría de las cuales se volvieron a abrir luego porque no fueron precintados o porque lo único que hicieron fue llevarse algunas urnas o, simplemente, llevarse las urnas equivocadas.

 

“El Gobierno español declaró ilegal el voto”

En el párrafo anterior, El País nos explica que el referéndum era ilegal: “las fuerzas policiales ejecutaron la resolución judicial de impedir el referéndum, cuya celebración era ilegal”.

En este párrafo se contradicen y nos explican que no era ilegal, que sólo estaba suspendido: “En España, el Ejecutivo no tiene la potestad de ilegalizar un referéndum. Tal y como sucedió, fue el Tribunal Constitucional, como supremo intérprete de la Constitución, quien suspendió la celebración de la consulta independentista”.

Este artículo quién lo redactó, ¿un becario?

 

“Miles de policías asaltaron las oficinas de medios independentistas y cerraron cientos de páginas webs”

Según El País la policía no asaltó medios de comunicación ni cerró páginas web. Simplemente entraron en el CTTI para bloquear las webs de la Generalitat relacionadas con el referéndum y unos días antes se registró la redacción de El Vallenc porque se estaba usando para imprimr papeletas.

LA REALIDAD, REGISTROS DE POLICÍA Y GUARDIA CIVIL DE MEDIOS INDEPENDENTISTAS:

  • Registro de la Guardia Civil en El Tot en Sant Cugat.
  • Visita de la Guardia Civil a Ràdio La Mina
  • La Policia Local de Sitges le quita el móvil a un periodista que cubría un acto del 1º
  • Registro de la Guardia Civil en la redacción de Racó Català.
  • Registro de la Guardia Civil en la redacción de El Nacional.
  • Visita de la Guardia Civil a El Punt Avui.
  • Visita de la Guardia Civil a la redacción de Nació Digital e identifica a los redactores.
  • Visita de la Guardia Civil a la redacción de Vlaweb.

Por otro lado, se cerraron, en los días previos al referéndum más de 140 webs. Sí, muchas de ellas webs de la Generalitat controladas desde el CTTI. Pero también se cerraron webs de la ANC, de Escoles Obertes, webs de particulares relacionadas con el referéndum y webs de partidos no independentistas como el Partido Pirata. Ninguna de estas webs dependía del CTTI.

 

“La policía arrestó a 14 funcionarios del Gobierno de Cataluña sin órdenes judiciales”

El 20 de septiembre la Guardia Civil arrestó a 14 personas por su supuesta participación en la organización del referéndum independentista del 1 de octubre. El País explica que no actuaron sin una orden judicial. Que un juez de instrucción de Barcelona ordenó la operación.

Eso está muy bien. ¿Pero cuántos de esos detenidos vieron esa orden judicial?

 

“España usó un nivel de fuerza nunca antes visto en un Estado miembro de la Unión Europea”

El País sólo le interesa hablar del nivel de fuerza esgrimido en función del número de heridos. Y le parece que la cifra de 893, cuestionable para ellos, no es para tanto. Pero dejémonos de ya de jugar con los numeritos y centrémonos en lo que realmente pasó el día del referéndum “casi” ilegal. Delante de los colegios sólo había gente que lo único que quería hacer era votar. Era gente de todas las edades que, al llegar la policía o la guardia civil, mostraban una actitud absolutamente pacífica, con las manos en alto o, en algunos casos, intentando dialogar.

Y lo que se encontraron fueron brutales cargas policiales. Sin contemplaciones. Golpes de porra, gases lacrimógenos y disparos con bolas de goma que, en Cataluña sí que son ilegales.

Podría haber habido más o menos heridos. Pero el hecho es que el uso de la fuerza fue totalmente desproporcionado y lo que pasó ese día no se puede comparar ni con los disturbios de Hamburgo durante el G20 ni, mucho menos con las guerras en la antigua Yugoslavia o las revueltas de Ucrania. Es una pura y simple cuestión de proporcionalidad.

 

“El 90% de los catalanes votó a favor de la independencia”

Ridículo… El vídeo no dice que el 90% de los catalanes votara a favor de la independencia. El vídeo explica que, a pesar de los contratiempos consiguieron votar 2,3 millones de personas y que el 90% votó a favor de la independencia…

 

“Es un asunto de Europa”

Tras los sucesos del referéndum los eurodiputados de Podemos enviaron una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que aseguraban que se cumplen las condiciones para activar el artículo 7 del Tratado de la UE en España tras la, según ellos, “violencia policial” en Cataluña, que pretendía impedir el referéndum del 1-O. Un artículo que contempla incluso la suspensión del derecho de voto de un país en el Consejo de la Unión Europea.

En la misiva y en un comunicado, Podemos subrayaba que la actuación del Gobierno central español “socava los valores esenciales de la Unión Europea establecidos en el artículo 2 del Tratado” de la UE.

¡Vaya, parece que sí es un asunto de Europa!

“Nosotros, los catalanes”

A El País les parece que la mujer del vídeo se arroga ser la voz de todos los catalanes y pretenden mostrar la masiva manifestación unionista del 8/10 como muestra de que no todos los catalanes no están de acuerdo con lo expresado en el vídeo.

Quizás la expresión más cercana a la realidad de esa “mayoría” silenciosa fuera la convocatoria de ayer 17/10 en la Plaça Artós, desconvocada por falta de asistencia.

Anuncios